viernes, diciembre 25, 2015

Pasión Política

Para tener una ideológía política vehemente hay que ser un cerrado, sí, como lo leeis, y un poco zote y hasta infantil. Para vivir una ideología política con pasión hace falta ser intolerante. Si relativizas, si desdramatizas, si tienes humor, si piensas con madurez, no puedes dejar de ver, asimilar y asumir las fisuras que hay en todo. No puedes endiosar a nada ni a nadie...
La gente que tiene certezas, me da miedo, la gente que se toma demasiado en serio a sí misma, a sus padres, la gente que no es capaz de separar entre la realidad y sus propias heridas psicológicas_y superarlas_, la gente que no es capaz de separar las heridas psicológicas de los demás de las suyas propias y se deja colonizar la cabeza, la gente intelectualmente dócil (qué agresiva puede ser), un instinto gregario desaforado y mal entendido, ....la gente que no ve más allá de su evolución económica personal, de su partido...puff...gente sedienta de amor y de poesía, gente peligrosamente emocional...
Por otra parte, sé que el mundo se mueve, al ritmo de las certezas y de los que luchan por ellas con emoción, impulsividad y energía juvenil, no creáis que se me escapa...Sin embargo...¿hacia donde se mueve?
Yo sólo tengo una certeza, que a partir de los 35 es mejor maquillarse un poco. Pero no me despeinaría por ella...

No hay comentarios: