domingo, septiembre 06, 2015

Entrevista con el vampiro


Voy a sincerarme con vosotros, cuando pongo un like en una foto de un niño_más o menos mono_no me está solazando su visión, ni me siento conmovida por su vulnerabilidad_más bien me espanta_ ni por su condición de cachorro inocente, ni porque tenga los dedos cortitos, ni los mofletes gordezuelos...
Si pongo un like es porque me caen bien sus padres y me compadezco y solidarizo un poco con ellos_ No es que no me compadezca ni me solidarice con los que no tienen hijos, queriditos.
¡Pues cuelgas muchas fotos de tus hijos!_diréis..._Y las seguiré colgando. Estudié fotografía durante la carrera y era buenísima y hacía fotos muy poéticas con un equipo increíble, manual, y las revelaba yo misma...Ahora tengo 4 hijos y un móvil...y cuando no estoy trabajando paso cien mil horas con los 5, así que después de bañarlos, vestirlos, comer varias veces, jugar muchísimo, hablar, reír, organizar y castigarlos... me sobran 20.000 horas. Sabed que a veces cuando sobran 20.000 horas de día, sólo son las 10 de la mañana del domingo, o antes, de verdad, no dormimos mucho, ni ellos, ni yo....


Mi cuñada, dice que recomendar la maternidad a una persona le parece una crueldad fruto de una mente frustrada y retorcida, como aconsejar a alguien la muerte en vida, como el beso del vampiro: "Nosotros somos vampiros, Carla....Antes de serlo, estabas vivo con mayúsculas, eras el dueño absoluto de tu presente...sin condiciones, tener hijos te condena a la noche perpetua (pero no en tu discopub favorito) donde pasas a ser un no-muer-to, ni tampoco vivo, y vagas, la mayor parte de tu vida, sin comer, ni dormir....sin apenas poder comunicarte con los-o-tros..agotado, ojeroso y al mismo tiempo dueño de una fuerza sobrenatural_en la mayoría de los casos deseando convertir a otros pobres de un mordisco"
Soy feliz, una persona sensata sabe sacarle partido a cualquier circunstancia. Amo a mis hijos más que el verbo amar_no existe un amor tan puro y desinteresado como el de una madre y no es mística, somos mamíferos. 
Me tomo la maternidad todo lo en serio que una persona perfeccionista como yo se toma sus responsabilidades y apenas puedo separarme de ellos, porque ellos no son míos (nunca me permitiré verlos como una propiedad), pero yo, yo sí que soy suya, para siempre. No obstante, me divierte pensar cómo el "genio de la especie", el instinto de procreación y de conservación han hecho presa en mí de soslayo, de forma tan absoluta, apoderándose de mi voluntad por completo, días y noches enteros, temporadas, queridos y verme ahora…rodeada de niños… pero ¿niñera? Niñera no soy....
Así que si pongo un like a vuestros retoños, no penséis que quiero ir al parque con vosotros ni con ellos. No me gustan las reuniones con niños, ni las fiestas con niños, ni los restaurantes con niños, ni los niños.
La sociedad vampírica, lejos de lo que pueda parecer, está perfectamente estructurada y se rige según las normas impuestas por los vampiros más antiguos. Leedme y matadme, pero niñera no soy....