sábado, enero 03, 2015

No por mucho tapar amanece más temprano

Cuando llega a mis retinas la imagen de una mujer guapa, más o menos sexualizada, erótica o no, grosera como un reggaeton, zorrona y hasta puta, jamás pienso que es tonta, no veo la relación. Cuando observo a una mujer siempre pienso que es muy inteligente, más aun si está rodeada de polémica, de incógnitas y de envidiosas.


Muchos nos preguntamos lo mismo el 31 de diciembre ¿Anne Igartiburu no lleva abrigo porque no quiere o porque no le dejan? Y es que chocaba, más que eso, helaba, dolía la imagen del sempiterno Ramon García abrigadísimo_la palabra sempiterno se ha creado para ir con capa_ junto a una marciana cariátide colorada, como es propio de Nochevieja, y congelada, criogenizada, lo cual nos pareció a todos absolutamente impropio por innecesario. No sé qué opinan ustedes pero la elegancia consiste sobre todo en la conveniencia de la ocasión, es decir, en la oportunidad y el adecuamiento ¿Qué daño le hubieran hecho una bonita estola o unos peluches a ese look? 

A lo mejor es que no hacía frío y todo era un decorado, tramoya y grabación primaveral y el sempiterno Ramón García_que un sempiterno sin capa no puede ir_se estaba asando de calor…

¡Qué noche tan fría la del 31! Pero mientras, en la sexta, Cristina Pedroche reventaba los termómetros nacionales con su precioso camisón de noche de bodas de los 60. Me pareció muy Brigitte Bardot a la española, dando trabajo también a las feministas de los 60 que se revolvieron dentro de sus tumbas, pero de alegría; las feministas mayores disfrutan muchísímo de estos disgustillos y así renacen un poco que es lo que toca en Año Nuevo. 

¡A mí me caen muy bien todas! Queridos amiguitos, tanto las que pasan frío a costa de calentar al personal_ Manos frías co** caliente_como las que salen de sus ataúdes con la guadaña, dispuestas a darles a todas las guapas y sexis pal pelo y dispuestas a cortárnoslo_que me incluyo_ si es preciso, que es una vil diferencia genérica y eso estaba muy mal cuando las mujeres perseguían el derecho al voto.

Esta mañana me llegó una información de título prometedor: “Las bragas de Pedroche no nos dejan ver el bosque”, ¿Simpático eh? El texto muy alineado con el feminismo más retro, como el vestido de la Pedroche; que si la mujer objeto, que si cada vez que sale en la tele una tía buena se muere un hada feminista, que si las feas unidas jamás serán vencidas…… en clave muy poquito liberal…aunque cargado de buena intención, ¿por qué no? ¡Cómo buscan los feos la virtud!…¿Y lo fácil que es ser virtuoso cuando se es horrible?

Cuando terminé de leerlo me vestí, que salía de viaje al pirineo: unos pantalones de pitillo de un sugerente cuero color teja ajustadísmos, un suéter de canalé blanco con cuello cisne que me hace parecer eso, un cisne, de lo bien que se adapta a los muchos dones que me adornan_gracias a la vida_y me hacen tan feliz, a mí y a todos, pero no satisfecha, ciño mi coqueto talle con un expresivo lazo, no vaya a parecer_desde ningún ángulo_que no soy una mujer, porque eso es lo que soy y me fascina.

3 comentarios:

Cristina dijo...

No dudo que ibas a los Pirineos muy femenina y sexy pero, ¿a que vulgar no?

Conozco a mujeres que van siempre sepsis, sepsis... Inadecuadas en muchos casos, ni siquiera acordes a su edad, haciendo el ridículo en otras ocasiones... Y no, no mezclemos, que una puede ser muy mujer y que se le vea que lo es y no tener que ir medio en bolas.

Creo que quieres llevar siempre la contraria a la mayoría (y bien que haces) pero esta vez no estoy de acuerdo contigo. Que sí, que ya sé que lo mismo da, pero a mí es que me gusta escribir.

Carla de La lá dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carla de La lá dijo...

Querida Cristina,

me encanta que compartáis vuestras opiniones en este, vuestro foro, sean o no iguales a la mía.

No es mi intención llevar la contraria...pero qué voy a hacer si mi opinión es minoritaria...

Yo soy muy fan del destape, del sexo y de lo sexy, siempre lo digo.

Y no considero que Pedroche fuera vulgar (porque no pretende nada que no es), al menos no más que su acompañante y que el resto de la televisión, que España misma y que el universo.

Es joven, alegre, desenfadada y mona, se lo puede poner y listo.

Para mi la que daba autentica grima era Tamara Gorro en Tele 5 ¡Puff! Eso sí que fue vulgar.