sábado, julio 19, 2014

Florilegio de honestas y nobles damas



He soñado que estaba de vacaciones en un pueblo llamado SOLFEO ¿Qué haces estas vacaciones? Voy a Solfeo ¿Quedamos hoy? No puedo, es que estoy en Solfeo…También he soñado que la maldad era como una masa casera de pizza, una cosa extremadamente pegajosa, densa y dificilísima de manejar y su uso, por supuesto,  era muy esporádico. La facilidad puede ser peligrosísima y antiestética, siempre he pensado que hablar tenía que doler o engordar, pero es tan simple y realizable como todo hoy en día, el cine, la música, la literatura, todo es demasiado “gratis”… hasta el sexo.

Nos despertó una barahúnda de graznidos y gemidos como de gatos y gallinas que no creo que estuvieran haciendo nada distinto a lo que propiamente llaman aquí en Galicia: follar, disculpen, pero me parece excesivo llamarlo hacer el amor e incluso reproducirse y creo que en cualquier caso copulando es técnico….

Los niños me preguntaban si los lobos y las meigas se estaban comiendo a las gallinas, claro...y yo respondiendo como Pinocho en Shrek 3. (Inés me pregunta por qué cuando eres mayor tienes la nariz grande pero no dices mentiras). Estamos en una recóndita aldea de 6 casas y un cementerio en la costa de Lugo, una preciosa grisalla donde te pones un jersey rojo y parece un video musical. Hay una mujer llamada Segunda_los nombre de cuando la gente no sabía que existía la palabra “guay”_ y dice que aquí no hay meigas, que lo que hay es envidias. Galicia es como veranear en Groenlandia o en la luna: las sandalias-joya, no se hicieron para Galicia y aquí comprendes la génesis de su literatura: Cela, Valle Inclán…desde esta región tan humilde todo lo anterior parece un “esperpento”. Estos días, entre flores marcianas, respirando mar y eucaliptos, soy feliz viendo corretear a mi hijos por las playas desérticas, igual que otros en Marbella disfrutan observando a sus perros carlinos desde una cama balinesa, sólo antes de llevarse a la boca algún aperitivo orientalizante servido en plato de pizarra.

Siempre le he tenido ojeriza a la marca “Shrek” donde parece que validan la democracia y la igualdad a través de eructos, pedos y de las princesas feas…  Lo encuentro desatinado y me irrita, aunque menos que los roles que se nos asignan en otras películas infantiles que a todos los de mi generación y anteriores nos gustan y que ya no tienen éxito.

Las niñas de ahora, al menos las mías, no se enganchan a los clásicos como Cenicienta o Blancanieves… me preguntan por qué siendo las mujeres muchísimo más fuertes que los hombres _excluyendo un torneo músculo a músculo_en las películas de Disney siempre te cuentan radicalmente lo contrario: hombres musculosos y fortísimos que además son inteligentes, nobles, justos, tenaces, disciplinados, sacrificados, comprometidos, serenos, poderosos y sabios redimiendo a mujeres endebles,tontas, lloronas, quejicas, histéricas, neuróticas, caóticas, inválidas,incultas, vanidosas, desafortunadas y encima pobres…

¿Pero abuelitas? Para mi continua siendo un misterio cómo los hombres llegaron a someternos ideológicamente de esa forma ¿La maternidad? ¿La perpetuación de la especie? ¿Era necesario hacernos las taradas para que no se acabara el mundo? No sé dónde leí que muchos hombres ahora no rinden sexualmente porque no somos lo suficientemente memas…. ¿Se harán las tontas las gallinas? Schopenhauer, uno de mis escritores de cabecera desde siempre habla del “Genio de la especie” según él nada de lo que hagamos ni creamos hacer tiene ningún otro sentido ni responde a ninguna de nuestras intenciones particulares, sino a una sola: la del genio de la especie, que está ahí para que esta no se acabe, o dicho de otro modo más como Spinoza: “nos creemos libres porque desconocemos las causas de nuestras acciones”, amigos.

Y hablando de princesas, Letizia no quería ser reina, lo que realmente deseaba era ser Rania y lo ha logrado, como mujer tenaz y diligente que es, a cada cual lo suyo. Yo me voy a poner pómulos, como Letizia, pero en las nalgas.


1 comentario:

Jorge Ampuero dijo...

Bacano post y blog.

Saludos.