miércoles, enero 29, 2014

La grande bellezza


 
Carmen  estaba a término y no se ponía de parto así que ideó un terrorífico plan para precipitarlo: pasar la tarde del sábado con su marido en Ikea.…al día siguiente el niño estaba en sus brazos, por supuesto. Todas mis amigas casándose y pariendo como si llegara el apocalipsis y a mi ya se me ha olvidado lo que es un bebé….¡qué pena! Desde que Pepe ha aprendido a escribir lo utiliza, sobre todo, para enviarme cartas de amor con las que construye aviones de papel que entran  volando a mi despacho. No he conocido a nadie capáz de desarrollar una ternura semejante: la ternura, es la otra cara de la moneda del humor, quien no tiene humor, no tendrá ternura y viceversa. Hay que huir del que no tiene humor.  Blanca dice que de mayor quiere ser modelo, cantante, psicópata y trabajar en una peluquería….

El domingo cena en la Maruca con mi abogado, siempre estirado, los atractivos creadores del Mercado de Motores: Teresa y Juan, Paula Ramírez, del Reina Sofía_gente inteligente_, Quique Díaz, Dircom de Pretty Ballerinas, soltero y fabuloso y Ursula Mascaró, la diseñadora más simpática que cabe imaginar, entre todos sumábamos más de 5000 divorcios y muchos  hijos…

La Maruca es un restaurante que me gusta, voy casi 2 veces por semana, así que no doy detalles, ya que a mí, al contrario que a los fans del restaurante Vintage  y los perros Carlino, no me gustan los sitios donde  “ver y ser vista”, como titulan algunas revistas para sus elevadas consumidoras. Las mismas que después pondrán a sus hijos nombres elegantiosos, cuando nazcan, y los arrojarán de por vida, al pegajoso arroyo del quiero y no puedo,  antes de enseñarles a decorar con muebles decapados.

Curiosamente, los pedantes congenian con los elegantiosos porque todos son bastante superficiales e ingenuos y, por razones obvias,  de limitado tirón social; los primeros no han aprehendido lo que aprendieron, y los elegantiosos…._qué bello calificativo_lo mismo en cuanto a las maneras, la estética y el vestir; ambos se esfuerzan muchísimo, derrochando energía innecesariamente sin lograr en absoluto su objetivo.. y claro, dolientes de tanto desengaño lo riegan hasta altas horas con bien de Gin Tonics a la pimienta…

Un pedante que a su vez sale elegantioso hará un estupendo anfitrión, al César lo que es del César. Los intelectuales reciben mal_todo hay que decirlo.

A mí, me caen bien los superficiales frívolos. Vacíos, inconscientes, pero nada pretenciosos y, por momentos, realmente divertidos. Los verás contando chistes en los funerales a cuerpo presente. Pero sin mala intención, ni buena. No tienen más voluntad que la risa y eso no es del todo reprobable.

Y luego están los frívolos-No-superficiales, las personas más atractivas y magnéticas que nos rodean, no siempre comprendidos, que han sentido la necesidad de desdramatizar por medio del humor para sobrevivir. Genios desdramatizadores. Élite del pensamiento y el ingenio, que explota continuamente para expulsar una insostenible sensibilidad por culpa de una insuficiente paciencia…Y es que en este mundo más que un paciente, hay ser un cadáver para que no se te abran las carnes.

No hay comentarios: