domingo, noviembre 23, 2014

Todos los hombres de la Presidenta

Por favor, imaginad que Pablo Iglesias fuera una mujer…en un país como este, donde quien más quien menos es tonto, donde la mujer decapita a la mujer sin darse cuenta… ¿Qué os parece más dañino, el machismo nazi o el machismo del tarugo? A mí el segundo...

¿Cuán gorda o delgada debería estar la presidenta española para no ser el centro de todas las iras…? ¿Cuánto de guapa y cuánto de fea? ¿Cómo vestirá para no ser masacrada? Presidenta, mejor no tengas cuerpo, sé etérea. (No me extraña que Letizia minimice su corporeidad día a día…)

Soy perfeccionista y en casi todos los aspectos de la vida me cuesta delegar…y esta constante me ha llevado, por ejemplo, a crear mi propia empresa…GLOBE, la mejor consultora de PR de este país. Soy exigente, ya me conocéis, e incapaz de ir a la peluquería, intento que mis seres queridos tampoco pasen por semejante trance desde que acepté que el gusto de estos conversadores y empáticos profesionales y el mío están en las antípodas. 

Esta semana fui objeto…o mejor “personaje” (así lo llamaba el equipo de MUJER HOY) de un photo-shooting. Tras maquillarme y peinarme un profesional, el espejo me devolvió una imagen tan distinta de mi gusto que creí que estaba loca…como de moderna pepera, como de católica liberal, como de concejala del PSOE de Logroño, como de idiota. Y es que la estética lo dice todo de la cultura y los valores, de la inteligencia, y de la ética. “No me canso de parafrasear a Wilde: “Sólo los superficiales no juzgan por las apariencias”.

Me cuesta delegar, por eso no comprendo_aunque respeto_ la figura de la salus, esa mercenaria que se ocupa de tu bebé, estando tu sana y de baja por maternidad. Mis hijos nunca han sido atendidos por nadie que no sea su madre durante la noche porque no hubiera confiado a mi cachorro recién nacido en una desconocida y menos me hubiera privado del mamífero placer de observarlo durante sus primeros días en el mundo, dándole la bienvenida con mi presencia inquebrantable, transmitiéndole que procuraría estar a su lado, mientras no me lo impidiera fuerza mayor.

¡Me cuesta delegar! ¡Soy exigente! Soy mi propia jefa, decido lo que va a ser de mí en todo momento, empezando por el peinado…y en política queridos amigos, no es distinto…

No voy a hacer un repaso de por qué pasó el tiempo del PP, PSOE, de IU… de los verdes. Tampoco me parece sensato delegar nuestro destino en PODEMOS, por muy aburrido que esté uno, y aunque me encanta de Pablo Iglesias, que pese a su perilla_que como toda perilla esconde lo peor_ ha demostrado que es posible oponer resistencia …. 

Lo que necesitamos urgentemente es una lideresa lúcida, valiente, inteligente, culta, enérgica y guapa, una diligente madre, dulce y mamífera, leal ¡Necesitamos una presidenta como yo! ¿Dónde estás presidenta de España? ¿Cuántos años tendremos que esperarte?

La Presidenta de España tendrá que estar loca, pero desarrollar un programa consistente, tendrá que reírse de todos a hurtadillas y coserse la sombra como Peter pan para que no se marche. La presidenta tendrá ternura pero las uñas bien afiladas, será suave pero tendrá la piel dura como una bestia… Será sincera y honesta para poder engañaros a todos...


jueves, octubre 30, 2014

Radioshock con Alberto Lopez, Popy Blasco et Moi


"La radio de la España que interesa, de los scuppies y de los twees. La radio de la (Re)Generación. Una hora entre amigos al lado de los encantadores y brillantes Carla de La Lá y Alberto López, atados bien corto por la férrea mano de Popy Blasco, en esta inolvidable, creepy y spooky víspera del All Hallow's Eve......"

John Lenon Calzonazos, Lola Flores a la Ouija, Melani Monroe, los dientes amarillos, lo molestos que son los pobres, Placido, Magical Girl, Halloween, España y la sordidez... y mucho más. ¡Qué bien lo pasamos! Si quieres oírme, que sé que quieres, pulsa este link: RADIOSHOCK

viernes, octubre 10, 2014

Adivina quién viene a cenar


El otoño es mi estación claramente por ser la menos antiestética. Uno deja de ver lorzas, no hace frío, la temperatura es suave, sopla el viento y llueve aclarando los restos de pseudo-felicidad veraniega. Y es que, si la dicha es obligatoria en España, este hecho irrisorio encuentra su escenificación más gráfica en verano, donde estar triste o tener problemas es sinónimo de mala educación. En el verano español, estar solo, sin pareja, sólo puede redimirse haciendo compulsivamente viajes a las antípodas, deportes de riesgo y estando buenísimo. ¡No hay mundo para los viajes que tienen que hacer los solteros españoles cada verano para no ser socialmente decapitados por no ser felicísimos e interesantísimos!. ¿Tener arrugas, carencias afectivas, materiales o barriga en el verano español? ¡Ni hablar de eso! La gente se divorcia al llegar el otoño.. hasta el #ébola ha esperado al otoño para infectarnos.

Sabed amiguitos, que pretender un gozo constante tiene un precio muy alto y si no que lo digan las profesoras de niños pequeños que tras jornadas interminables impostando una sonrisa de oreja a oreja y cantando villancicos van directas al psiquiatra en cuanto suena el timbre.
Hay un tiempo de llorar y un tiempo de reir, tiempo de lamentarse y tiempo de bailar… como podemos leer en el Eclesiastés, uno de los libros más lúcidos e instructivos que todos tenemos en casa. 

En otoño el objetivo más importante es salvar dignamente la siguiente contradicción: “Ser felices aceptando que la felicidad no existe”. Para ello uno de los primeros pasos consiste en la aceptación madura y honesta de los acontecimientos que no se pueden cambiar. Lo que alimenta el sufrimiento o la ansiedad es precisamente huir de ellos, rechazarlos, temerles. Al sufrimiento hay que abrirle la puerta de casa de par en par y recibirle con seguridad y un coctel, sin aspavientos, como anfitriones de mundo que somos. 

Definitivamente, lo peor que puedes hacer cuando la pena llama a tu puerta es fingir que no ha llegado, y si es potente y terca y se empeña en entrar, te dejarás la piel forcejeando con ella para impedirle el paso.

¡Abre inmediatamente! Os garantizo que sólo se quedará un rato y cuanto más franca y sexy sea la sonrisa con que la recibas menos tiempo permanecerá. 

Una vez que la pena se ha sentado a tu mesa el protocolo es sencillo: tenedor y plato del pan a la izquierda_con "p" de Podemos y así no se te olvida_, cuchillo con el filo hacia adentro a la derecha y bla bla bla… la clave es no identificarte jamás con sus lamentos; te diga lo que te diga, escucharás con impasibildad cortés, sin dejar de atender porque sería una grosería pero sin identificarte en ningún momento con su queja, sus reproches ni su tesis, sea cual sea, porque tú no eres ella. 

Isabel Pantoja se llevará las manos a la cabeza pero es como lo cuento: Tú no eres tu pena, como tampoco eres tu alegría, ni tu coche nuevo, ni tu bolso de Prada, ni tu hijo recién nacido, ni las tarjetas B de Bankia….

Tú eres un interesante y profundo mar en calma donde poco importa el oleaje del viento azotando la superficie. Comprender esto y aprehenderlo te liberará de sufrir y de paso, de todo aquello que haces para evitar sufrir, ¿qué se yo? comer, fumar, beber, comprar…da igual.
¡Deja de identificarte con el monstruo! Tú no eres él: escúchale, observa sus debilidades con curiosidad, con cariño y condescendencia, conversa desapasionadamente con él sin comprometerte en nada ni emitir el menor juicio… Todo en clave de cortesía, delicadeza, empatía, gratitud, paciencia, confianza, ternura y amor, pero no hacia él, hacia ti mismo.
Aquí os dejo, queridos amigos, estos sabios consejos otoñales y orientales ¡A ver qué hacéis con ellos esta temporada! En invierno ya sé que cogeréis el plumífero.

lunes, octubre 06, 2014

La solución final


 
No saben lo que me he aburrido escribiendo esto…pero debía hacerlo. Como saben, esta semana el #Circulodeempresarios quedó abollado tras sentarse encima y cagarse en él su presidenta.

Conozco mujeres estúpidas. Podría decir que entre mis amigas hay un nutrido grupo de estúpidas y que verlas me hace sentir bien de alguna forma personal en cada uno de los casos. Y digo esto porque tengo comprobado que la mujer más estúpida de la tierra_tipo Mónica Oriol_puede ser enormemente eficaz, constructiva y hasta encantadora cuando se lo propone.

La igualdad de la mujer hoy es un tópico_un coñazo, vamos, tedioso hasta de pensar y esa es justamente una de las causas por las que no se defiende convenientemente y por las que se nos cuelan ideas y comentarios inaceptables por toda partes. Y por eso escribo esto machaconamente, a riesgo de cansarles a todos.

La semana pasada asistí a los premios FEDEPE a las mujeres empresarias y fue un rollo macabeo, una reunión muy masculina, muy #MonicaOriol, en un lugar masculino también, institucionalidad ramplona programada con poca pasión y aun menos presupuesto…¡Qué pesaditas! ¡Qué enorme falta de Swing, hijas!

Y es que arrastramos un complejo profesional y estético de ser mujer en todo lo relacionado con la ciencia, la empresa y el desarrollo donde todo lo intelectual tiene que ser formalmente masculino… ¡Estúpidas! ¡Parecéis Penélope Cruz cuando intenta ser #AudreyHepburn! Una mujer es un hombre horrible, por no hablar de su homólogo a la inversa.Eso sí, fue un honor conocer a la maravillosa Rebeca Grynspan, Secretaria Gral. de Iberoamérica, que irrumpió en la superficialidad onírica de la velada y levantó al auditorio con su chispa latina, su elegancia y su cacumen: "Las mujeres no somos una vulnerabilidad, nosotras no somos un problema a resolver, las mujeres somos la SOLUCIÓN" , dijo, rebosante de cordura.

#MonicaOriol, sin mala intención, se ha convertido en el paradigma de la #MujerHombruna y no sabe que la feminidad es lo más inteligente que habría en ella, su singularidad y su eficiencia, e incluso su única posibilidad de competir y de ganar, de brillar en un liderazgo distinto al tradicional basado en la creatividad, la comprensión, la intuición y la empatía…

¿Y qué decir de la madre y la vida laboral? Permítanme que les aburra un poco más:

La maternidad es el crisol donde se cuece_para bien o para mal_ el alma conservadora; una madre sí que sabe las cosas que se deben conservar, porque no lo sabe ella, lo sabe el genio de la especie mamífera. Vuestra querida narradora, amigos, antes de ser madre vivía en una especie de sueño lúdico constante, en el que poco me importaba mi trabajo y apenas, sinceramente mi vida. Siempre fui una descreída…y lo soy pero…¡Oh cielos! Parirás y crearás un escenario lo más burgués posible para guarecer a tus crías del frío invierno_ igual que la loba_ y saldrás como ellas a la caza del sustento y ese será el único escenario realmente serio la tragicomedia de tu vida.

Una madre es una profesional multifoco repleta de aplicaciones descargables automáticamente donde destacan la resolución de conflictos y «feedback», frente a los hombres que acomplejados en todo lo referente a expresar sus verdaderos sentimientos son proclives a resolver los conflictos desde el silencio, lo que deviene en que el problema se enquiste y crezca.

Un reciente artículo de la reconocida publicación The Economist confirmó que el 80% de las decisiones de compra en países desarrollados son hechas por mujeres. Es prácticamente imposible que una empresa pueda ser exitosa en identificar los productos correctos para el mercado con sólo hombres a la cabeza, si la mayoría de las personas que van a elegir si adquirir o no ese producto son mujeres.

Y luego está lo de las malvadas…. Aunque está demostrado que la lucha por el poder y el cargo son prioridades mucho menos acusadas, en general, en las mujeres que en los hombres, el icono ochentero de la mujer-ambiciosa recién incorporada al mundo directivo tipo “Armas de mujer” nos dio tan mala reputación como Homer Simpson a los hombres con respecto al sofá, la tele y la cerveza. 


En fin, ya les dejo, … una vez tuve un novio tan aburrido (su aburrición era un arma blanca) que estando juntos en un lindo café se me olvidó su nombre para no lograr jamás acordarme de él…Siempre he creído que fueron los mecanismos de defensa de mi cerebro, los que arruinaron esa relación, previendo el coma al que me estaba induciendo el flemático muchacho.

lunes, agosto 18, 2014

Bless You


Como dice nuestro querido Camilo de Ory “Hay dos clases de personas: las que sobreactúan los estornudos y las que no.”
El tema no es en absoluto moco-de-pavo, por eso voy a contarles, queridísimos amiguitos, lo que opino al respecto, que es un tema muy del verano en el norte.
Me atrevería a decir que las personas de estornudo pequeñito que he tratado a lo largo de mi vida no me hablan, y si lo hacían, lo harán menos desde ahora. Y es que, sin ánimo de ofender, ya que no me mueve otro instinto que el de informar, desde niña, supe que mis relaciones con esa clase de personas no prosperarían.
Como la mayoría de las mujeres españolas de mi edad, me eduqué en un colegio de monjas, donde aprendí que todas ellas_las monjas_ lo hacen remilgadamente, casi en silencio, emitiendo de salida, un desagradabilísimo, aunque leve, confuso, defectuoso, gangoso e ininteligible ronquido.
Por suerte, al llegar a casa, me rodeaba el talante espontaneo, desacomplejado y generoso de mis padres y hermanos, cuyos estornudos propiciaron que mi madre hiciera construir una columna dórica a la entrada de mi casa para así agarrarnos a ella en caso de necesidad.
No voy a identificar ahora a los católicos con los que estornudan para adentro, que sería exagerar, pero, sin temor a equivocarme, diré que aquellos que no resuelven contundentemente un estornudo son los mismos que forran los libros con papel de periódico para que les duren mil años. Los estornudos pequeñitos, son propiedad de los tacaños, económicos y biográficos, materiales y morales: ¡Mezquinos! ¡Y no fallo!
Ya de adulta_compartirán mi experiencia_me he topado varias veces en las empresas donde he trabajado con personas de esas que ahorran en estornudos. Personas_ tristes, descoloridas_que se privan del orgásmico arrobo, natural como la vida misma, inocuo, vital y valiente acto de estornudar para musitar sus blanduzcos gruñidos creyéndolos elegantes….¡ay! ¡Temerosos! Los estornudos con sordina son de cobardes, miedicas y esquizoides…¡Que sí!
Los estornudos contenidos distinguen a personas con una innata frialdad emocional, distanciamiento o aplanamiento de la afectividad que sustituyen con edulcoradas expresiones e inadecuados y/o empalagosos ademanes compensatorios. No dudes jamás que el que estornuda de esa forma es un irredento cursi y seguro que un hiposexual. Quien no remata con inteligencia, desprendimiento y liberalidad un simple estornudo…¿en la cama? Mejor no hablar.

lunes, agosto 04, 2014

And God Created Woman




Decir que el verano no me gusta sería decir demasiado, sólo lo encuentro un poco mujeres-hombres-y-viceversa y un poco como sin Dios, como un bufet: el verano, como el bufet demuestra quién es cada cual…Y claro…la gente desinhibida, con el móvil como única actividad conocida, venga a hacerse selfies de piernas y pies…

Detrás de un selfie de pies sólo puede esconderse lo peor: hipocresía, ñoñez, mal gusto, poca capacidad creativa, falta de humor, mimetismo, compulsión, un cociente intelectual justito y lo peor: celulitis.

Y mientras Madrid se encaminaba a urgencias con el cerebro derretido por el calorón, yo veraneando con un jersey bien gordo en mi frondoso jardín de Galicia, me leí un libro interesantísimo muy zen que decía que  "Hoy en los seres humanos la conciencia está plenamente identificada con la apariencia" y otras perlas como que “vivimos atrapados en el nivel de las palabras, el verbal” y que tanto el nivel verbal como la apariencia física, son una mierda comparados con la maravilla, la luz, el brillo y el poder que hay tras ellos, que hasta se le podría llamar Dios, si se quisiera…es decir, si uno siente la necesidad de llamarle Dios a algo_ yo por ejemplo, a mi abogado, algunas veces.
Según mi ex marido las altas temperaturas del verano le ponen a la gente dentro un “mecagoendios” tan grande, que los servicios de psiquiatría no dan abasto…

¿Saben que el hombre más rico del mundo Carlos Slim_ a un mexicano le pega mucho ser como un Dios que baja a la tierra por diversión_veranea en una aldea enana de Galicia, igualito que yo, entre vacas y moñigas?  Qué gente tan bonita hay en Galicia, que amables, qué dulces y tan sencillos que te da pudor hablar con ellos casi… aunque claro, de esas modestias siempre acaban saliendo las grandes fortunas como Inditex… ¿Sabían que el magnate Francois Pinault, propietario del segundo mayor grupo en el mercado del lujo internacional (Gucci, Boucheron, YSL, Balenciaga, Bottega Venetta, Christies…entre otras marcas) era un campesino paupérrimo que dejó el colegio porque le llamaban paleto sus compañeros? El verdadero lujo solo puede ser ideado por un pobre. Para una persona que ha sufrido necesidades, el lujo es Dios.

La imaginación del pueblo en lo que este entiende como lujoso es una fuente inagotable de diversión y buen humor para mi, por ejemplo, los diseños de las hermanas Cruz para Loewe, Agent Provocateur…etc…Las creaciones audiovisuales de nuestra Penélope me tienen loca: una brillantísima mezcla entre las logias erótico masónicas de Eyes Wide Shut y un mercadona de Torremolinos…cuando las veo,  por un momento se me pasa por la cabeza que a lo mejor Pe es un poco torpe y que por eso no disimula ni lo más mínimo lo chabacana que es, pero ese pensamiento dura poco…Penélope  es una genia, descreída de Dios, que se ríe de todos nosotros y de las inconscientes marcas que la contratan como Directora artística…lo que no me cuadra nada son sus sonadísimos alardes políticos…con la cantidad infinita de sentido del humor que requerirían sus creaciones artísticas para ser “buenas” ¿será mongolita?

Echo de menos Galicia…sus playas grises, solitarias, aunque no exentas de los paseos de las señoras en trajes de baño de vivos colores: ¡Maldigo el día en q los Hombres descubrieron el arte de la estampación textil! ¡Corderas de Dios!, ¡dejen de pasear por las orillas!, destruyen los paisajes, arruinan las fotos, inhiben cualquier conato de romanticismo o consciencia plena. Me niego a creer que esas señoras sean gallegas, no es posible…seguro que han venido andando desde Torremolinos, mojándose los piececitos en la orilla, para dar una tras otra infinitas vueltas a la península ibérica, pues no son señoras, sino zombis.

sábado, julio 19, 2014

Florilegio de honestas y nobles damas



He soñado que estaba de vacaciones en un pueblo llamado SOLFEO ¿Qué haces estas vacaciones? Voy a Solfeo ¿Quedamos hoy? No puedo, es que estoy en Solfeo…También he soñado que la maldad era como una masa casera de pizza, una cosa extremadamente pegajosa, densa y dificilísima de manejar y su uso, por supuesto,  era muy esporádico. La facilidad puede ser peligrosísima y antiestética, siempre he pensado que hablar tenía que doler o engordar, pero es tan simple y realizable como todo hoy en día, el cine, la música, la literatura, todo es demasiado “gratis”… hasta el sexo.

Nos despertó una barahúnda de graznidos y gemidos como de gatos y gallinas que no creo que estuvieran haciendo nada distinto a lo que propiamente llaman aquí en Galicia: follar, disculpen, pero me parece excesivo llamarlo hacer el amor e incluso reproducirse y creo que en cualquier caso copulando es técnico….

Los niños me preguntaban si los lobos y las meigas se estaban comiendo a las gallinas, claro...y yo respondiendo como Pinocho en Shrek 3. (Inés me pregunta por qué cuando eres mayor tienes la nariz grande pero no dices mentiras). Estamos en una recóndita aldea de 6 casas y un cementerio en la costa de Lugo, una preciosa grisalla donde te pones un jersey rojo y parece un video musical. Hay una mujer llamada Segunda_los nombre de cuando la gente no sabía que existía la palabra “guay”_ y dice que aquí no hay meigas, que lo que hay es envidias. Galicia es como veranear en Groenlandia o en la luna: las sandalias-joya, no se hicieron para Galicia y aquí comprendes la génesis de su literatura: Cela, Valle Inclán…desde esta región tan humilde todo lo anterior parece un “esperpento”. Estos días, entre flores marcianas, respirando mar y eucaliptos, soy feliz viendo corretear a mi hijos por las playas desérticas, igual que otros en Marbella disfrutan observando a sus perros carlinos desde una cama balinesa, sólo antes de llevarse a la boca algún aperitivo orientalizante servido en plato de pizarra.

Siempre le he tenido ojeriza a la marca “Shrek” donde parece que validan la democracia y la igualdad a través de eructos, pedos y de las princesas feas…  Lo encuentro desatinado y me irrita, aunque menos que los roles que se nos asignan en otras películas infantiles que a todos los de mi generación y anteriores nos gustan y que ya no tienen éxito.

Las niñas de ahora, al menos las mías, no se enganchan a los clásicos como Cenicienta o Blancanieves… me preguntan por qué siendo las mujeres muchísimo más fuertes que los hombres _excluyendo un torneo músculo a músculo_en las películas de Disney siempre te cuentan radicalmente lo contrario: hombres musculosos y fortísimos que además son inteligentes, nobles, justos, tenaces, disciplinados, sacrificados, comprometidos, serenos, poderosos y sabios redimiendo a mujeres endebles,tontas, lloronas, quejicas, histéricas, neuróticas, caóticas, inválidas,incultas, vanidosas, desafortunadas y encima pobres…

¿Pero abuelitas? Para mi continua siendo un misterio cómo los hombres llegaron a someternos ideológicamente de esa forma ¿La maternidad? ¿La perpetuación de la especie? ¿Era necesario hacernos las taradas para que no se acabara el mundo? No sé dónde leí que muchos hombres ahora no rinden sexualmente porque no somos lo suficientemente memas…. ¿Se harán las tontas las gallinas? Schopenhauer, uno de mis escritores de cabecera desde siempre habla del “Genio de la especie” según él nada de lo que hagamos ni creamos hacer tiene ningún otro sentido ni responde a ninguna de nuestras intenciones particulares, sino a una sola: la del genio de la especie, que está ahí para que esta no se acabe, o dicho de otro modo más como Spinoza: “nos creemos libres porque desconocemos las causas de nuestras acciones”, amigos.

Y hablando de princesas, Letizia no quería ser reina, lo que realmente deseaba era ser Rania y lo ha logrado, como mujer tenaz y diligente que es, a cada cual lo suyo. Yo me voy a poner pómulos, como Letizia, pero en las nalgas.