domingo, agosto 18, 2013

Ella baila sola

Hay personas que admiran la inteligencia…zzzzz, yo suelo despreciar esa admiración y considerarla superficial, hasta que me veo rodeada de obtusos_qué solo se siente uno…
Muchos admiran el dinero o la posición _ aquellos que nunca lo han disfrutado y el no disfrutarlo les ha producido una herida que quieren sanar, como es lógico.
Otros aprecian la belleza mal entendida, el alineamiento de la nariz o la cadera con el canon de la generación y todo eso….Lástima porque son impermeables a  la verdadera Belleza…esa que no se toca pero te atraviesa, perfecta por su irregularidad y su armonía imposible de prever. La que siempre te reserva una pregunta. La intensidad, la tensión, el amor. Eso es la Belleza y no las modelos de pronovias, ni los niños educados, ni el barrio de salamanca…dejémoslo en bonito, si llega.
Yo lo que admiro es la alegría de vivir, el entusiasmo en cualquiera de sus formas, me traen sin cuidado. Antes un delincuente con chispa que una siesa de monja_que son más malas que el pus. Las personas de tono vital bajo, además de soporíferas, pobriñas, suelen ser temerosas, mezquinas…A mí lo que me embelesa es la expansividad, los que sonríen con todo el cuerpo e irradian lo que sea. El tono vital alto es sinónimo de generosidad, lo tengo más que comprobado.  Y de valentía. Y de hedonismo, y de capacidad de amar…
Mi madre, es la persona con más tono vital que se ha paseado por el mundo, si le pusieran un molino en la cabeza reventaría Iberdrola. Debería convertirlo en negocio, pero no es pesetera, además no escucha, pero todo lo que dice es tan divertido… Mi amiga Clara, viaja de continente en continente con un montón de bebés y un Golden retriever… Los coge a todos con un dedo, y con los demás se pinta los labios. Jelen, más potente que la radiofrecuencia, le ha valido poseer, pasados los treinta, los glúteos de una niña de 8 años. Y por supuesto, Manuela, su hiperactividad en direcciones radicalmente opuestas intelectual y moralmente, me hizo pensar que era incoherente. No lo es: lo que pasa es que tiene 2 cerebros…es decir, el doble que el resto de los mortales, que envían el doble de órdenes a sus cuatro extremidades_ tendrá un capítulo aparte en breve.
 A todas ellas, aunque disimulen, no les basta con vivir ordenadamente, por eso bailan. Las personas de tono vital alto, comienzan a moverse al primer solfa. Inauguran las pistas, neutralizan los espacios vacíos, físicos o afectivos con su energía indómita, peligrosa.  Agitan los brazos, las caderas, los tobillos sin tener jamás suficiente, sin recato, descontenidas, olvidándolo todo menos su propia dicha…

 

No hay comentarios: